martes, 9 de mayo de 2017

Es el tiempo y ya

Reloj cobarde, marchando a tu ritmo,
inevitablemente, ignoras el dolor, pero eres tú mismo.
Reviso mi corazón y cuento tus horas,
y ahora, ¿ya de ti soy digno?

Revisé las baterías de mis sentimientos,
la caja desarreglada, sigue encendida,
¡Qué ganas de apagarla!
¿Toda esa energía consumida por la extraña persona, que no merece nada?

Son muchas noches frías, mirando la ventana,
entre las luces de la ciudad y las del celular,
otra batería, que nunca se acaba,
como las fotografías, que siguen en mi alma.
Donde sonreías, y me alimentaban,
hoy llenas de vacío y producen rabia.

Es el tiempo y ya, él no quiere caminar,
siento hastío de tu sonrisa, quiero escapar de la ventana,
me he salido a las luces, la gente me mira,
solo, deambulo, voy por la arena,
el agua está fría, siento que me quema,
 y voy entrando más y más.
 Es el tiempo… y ya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate