viernes, 7 de marzo de 2014

Natura y tú

A veces, somos nosotros, a veces no nos gusta y somos otros.

Vivimos de algo más, nos convertimos en alguien irreal, mudamos de piel... y ésta con cada primavera se desconcha, va oscureciendo con las experiencias mientras va transcurriendo la vida. Cada lluvia escenifica el momento perfecto para el cambio de las capas en el cuerpo, donde la negrura del alma se diluye en la pureza del agua que baja del cielo. 

El aroma reverdecido del los arboles es la aroma carbónica de tus latidos, que saben correr cuando mis manos tibias cercan las tuyas con recelos y pasión, aclarando en cada punzada de fuerza mi debilidad por ti, mi frenesí, mi amor.


Y sin temores expreso mis sentires, a puño y letra, con mi imaginación llena de victorias, con millones de historias, todas impregnadas de ti.

Gran Sabana, Bolívar. VENEZUELA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate