jueves, 20 de noviembre de 2014

Condena de la luna

Mientras conducía mi luna, no sabía que eras parte del aterrizaje. Viento suave e imponente que oscurece con ternura y escondes con poca fortuna, el dolor que causa el Adiós.

Es por eso que te “entregas” con pucheros y resabios, al más inepto de mis besos, a lo amargo de mis labios.

Inseguridad segura, que la dueña de la luna en su aterrizaje forzoso no te haga ningún daño, por eso avanzas y reculas tus conductas amatorias de diciembre hasta mayo… no es que pase mucho tiempo pero el mes de la luna no te arroja ningún fallo; tras la impoluta confirmación que he aterrizado sin chascos, entro en lista de espera, a ver si te tomo las manos. 

Lo que no sabes, Sacerdotisa, es que si yo te doy un beso, de una te llevo a mayo… preparo mi grave voz para decírtelo por radio: “el aterrizaje no importa, he venido yo hasta a ti, soy el fruto de tus años, mi corazón se queda mudo cuando tu frunces los labios. Déjame estar en ti, Sacerdotisa, despertarme entre tus brazos. Con mi amor demostraré que no solo soy atrevimiento con rubor, seré quien marque tus pasos. Aparta ya tu rigor, hagas lo que hagas, mis letras tehan condenado.” 


viernes, 7 de noviembre de 2014

Compra productos personalizados



Tazas, mouse pads, franelas, cartucheras


¡El diseño que quieras!

Accesorios de la Temporada de Béisbol

Tarjetas de presentación en opalina, glasse,
cartulina, papel fotográfico y más

¡Promueve tu trabajo!

Identifica tu fe. 

Personaliza franelas para ocasiones especiales

Para tu negocio



Para actividades de medio tiempo


Fiestas de cumpleaños




Para actividades de tu iglesia

Mouse pad (almohadilla del ratón/mouse)

Tazas personalizadas- Tarjetas de presentación


¡Estamos a la orden!
sublimacion12@hotmail.com
0426-3913805
www.facebook.com/sublimacion12
-Entregas personales en Cd. Bolívar-
-Envíos nacionales-
-Depósitos y transferencias-

lunes, 6 de octubre de 2014

Tú al espejo

¿Por qué no me dejas despertar en las mañanas como lo hacen los vecinos? no eres melodía, una taza de café o el saturado periódico, tienes la osadía de ser al amanecer un poco de los tres.

Garras afiladas, cejas apostadas hacia la vanidad, vas sacando tu pulso de Picasso, te haces Diosa, es temprano y no te importa, me haces parte del debate. Es parte de tu gloria el hacer que me levante, y ahí estoy yo,  viendo las líneas curvas que te dibujas al final de los ojos. Ángulo perfecto, “que me veas, que mi perfil mate…”
 -y tu perfume haga estragos con mi libido-
… llegas a tu boca y sonríes solo para coger el lápiz.

 Confirmada mi hipnosis idiotizada, muerdes tus labios para celebrar, es el momento en que combinas los colores del maquillaje, haciendo juego con tu ropa, mientras yo  solo puedo aferrarme a mi almohada. No has acabado y ya estoy pensando con deshacértelo en medio de un torrente de besos aniñados, desesperados, como aquellos de anoche. En dos minutos te consagras artista, y ya me hundes en la confusión ¿me quedo con la del espejo, o la que se levantó en camisón?

Mi corazón divido entre dos.  Tienes que esforzarte mucho en medio del maquillaje de labios rojos y los ojos contornados protegidos por tus cejas expresivas. Porque cuando te lo quitas todo, agitas de placer a la perfección... Y no se vale que se me note la emoción, me come la pena, la cara llena de pudor.

“¿Te falta un poco más?”, no respondes. Frunces tus labios, me marcas dos pintitas rojas y te vas

... me marcas dos pintitas rojas y te vas. 

jueves, 14 de agosto de 2014

Quedóse dormida

Quedóse dormida en la calidez de mi pecho como las montañas de verano que se abrazan al sol, aferrándose cual niño a su peluche, con sus rojas garras barnizadas. Respirando al ritmo de las nubes en un día tranquilo, se le notaba la paz en el alma por la forma de dormir, la envidiaba toda, paradójicamente, porque era mía. Era. Porque no lo es ahora. Pero el momento lo atesoré. Cada respiro suyo valía cada contracción de mis músculos, cada quejido de mis poros por el frío, estaba en deuda conmigo más bien. La recompensa era demasiada.

Me despojé de esos sentimientos de deudor acomplejado que te invaden cuando los giros de la vida te dan el vuelto de más. Siempre mi íntegra moral.


Yo, en mi trance sostenía un nuevo libro, mientras la lámpara me daba la luz justa para alcanzar cada palabra y que no le perturbara al soñar, su única molestia debía ser el latido de mi corazón acelerado, que nunca lo puedo apagar. A cada paso de hojas olerle el cuello era el mandamiento que llevaba escrito mi marcalibros. Todos esos poemas -yo pensaba en silencio-, parecían para ella escritos. Así como sus pecas, a mis pensamientos le ahogaban los gritos. 


¿Diosa o demonia?

"Diosa perdida.
Diosa atrapada.
Diosa sin alma.
Sombra infinita, sombra perdida.
Tú mi diosa y yo tu sombra. ¿Diosa o demonia?
Diosa deseada: calma mis ganas.
Diosa asesina, humana sin alma.
Mirada gastada, manos vacías.
Respiro o gemido, llévame contigo.
Toma mi mano, resta a mi lado.
Cielo e infierno, vivo en tu cuerpo.


jueves, 24 de julio de 2014

Contando

Demasiadas horas en la cama. Contando poco a poco agonía. Como si los recuerdos tuviesen un contador de dolor, y lo voy llevando a tope. Para herirme, es el castigo por dejar irte. Por dejar destruir el castillo de naipes, cuando pude haber sacado mi monopolio y pagar todo. Mi sello rojo de pinocho.

Abro libros y en cada historia y ‘palabra bonita’ vas inmersa, me lo tomo personal, siempre tú. Sigo recorriendo las palabras del libro nuevo y lo huelo cual rastro de tu piel. Lo atesoro en mis manos y clavarle una sonrisa siempre se me ha hecho muy sencillo. Mi marca-libros de princesa.

Finjo hipnosis con la historia, su autor me va pareciendo fabuloso, solo porque lleva tu apellido. Todo lo que va contando es muy feliz, es tan fácil burlarme de su fantasía. Ya me irrita tanta perfección. Todo apunta a un final ilustre, pero arranco la última página. Mis lentes 3 D.

Ya vas apareciendo entre mis trazos.


Saco los colores y empiezo a rayarte de rojo las sonrisas que están ausentes en los dibujos, tratando así de cambiarlo todo. Hasta que me gana la rabia y lo rayo todo. Lo rompo. Una copa de vino y a dormir. 


jueves, 17 de julio de 2014

Toni Kroos, es el ocho del Real Madrid

Así fue el comunicado del Real Madrid para dar la gute nachrichten:

" El Real Madrid C. F. y el FC Bayern de Múnich han llegado a un acuerdo para el traspaso del jugador Toni Kroos, que queda vinculado al club durante las próximas seis temporadas.

El jugador será presentado hoy, 17 de julio, a las 17:00 h, en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, tras someterse al correspondiente reconocimiento médico.

Posteriormente, Toni Kroos pisará por primera vez el césped del Santiago Bernabéu con la camiseta del Real Madrid y atenderá a los medios de comunicación en la sala de prensa."










Proyecto Carletto, segunda parte.

Carletto y Fernando Hierro
Entrenamiento del Real Madrid
                                                         

Plantilla del Real Madrid 2014-2015


Iker Casillas Fernández 1 I. Casillas (portero )

 Jesús Fernández Collado 35 Jesús Fdez  (portero)

 Diego López Rodríguez 25 Diego López (portero)

 Sergio Ramos García 4 Sergio Ramos (defensa)

 Képler Laveran Lima Ferreira 3 Pepe (defensa)

 Raphaël Varane 2 Varane (defensa)

 Álvaro Arbeloa Coca 17 Arbeloa (defensa)

 Daniel Carvajal Ramos 15 Carvajal (defensa)

 Fábio A. Silva Coentrão 5 F. Coentrão (defensa)

 Marcelo Vieira da Silva 12 Marcelo (defensa)

 José I. Fernández Iglesias 27 Nacho (defensa)

 Xabier Alonso Olano 14 Alonso (centrocampista)

 Sami Khedira 6 Khedira (centrocampista)

Toni Kroos 8 Kroos (centrocampista)

 Asier Illarramendi Andonegi 24 Illarra (centrocampista)

 Francisco Román Alarcón 23 Isco (centrocampista)

 Carlos Henrique Casimiro Casemiro centrocampista

 Gareth Bale 11 Bale (centrocampista)

 Luka Modric 19 Modric (centrocampista)

 Ángel di María 22 Di María (centrocampista)

 Cristiano Ronaldo dos Santos 7 Ronaldo (delantero)

 Karim Benzema 9 Benzema (delantero)

 Álvaro Borja Morata Martín 29 Morata (delantero)
____________________________________________

 ENTRENADOR:  Carlo Ancelotti

lunes, 16 de junio de 2014

Entrar...

Entrar sola a la facultad de tus dominios; sin mapas ni linternas, sin brújulas, directo al castigo.

Con las muñecas en mi pecho, en señal de rendición, sometiéndome exclusivamente a la tortura de tus besos, a los azotes de tus manos, que llevan garras desenfrenadas. Sin temor a que marques tus dientes en mi cuello.


Y nos vamos encontrando en la libertad de mis gemidos. El ‘vamos’ afincado en mi cabello, siempre presa de tus celos como celdas, de tu impaciencia, de tu ser posesivo, de mi sumisión perfecta

jueves, 22 de mayo de 2014

Ojos llenos de mí

Me despierto y están ahí, cada mañana, plantados como un ermitaño ante sus atardeceres.

Son tus ojos, siempre alegres que se abren y cierran al compás de mi boca y de mis ganas. De mi fuerza y de mis palabras. Los veo mirándome, en su ocaso de ternura, aguardando mis embestidas de locura.  Otra vez, apuntados hacia mi boca. Mientras te muerdes la tuya.

Van mis labios paseando sobre la estepas de tus cejas, mientras hago de tu boca un horizonte  que se toca con miradas, voy fijando tu sonrisa con mi dedo, el más débil. El que dibuja en la ventana, ante la noche, esos ojos llenos de mí. Me voy convirtiendo en artista, como tantos otros, me voy perdiendo en tu rostro, como nunca ha podido nadie. Voy besando en el virgen lienzo de tus labios, mi más roja aventura, impidiéndote sentir vergüenza de ser un lienzo, llevándote a ver lo que importa, el horizonte, nuestro arte.


Ya se encuentran las miradas, la hipnosis va a empezar, humedeciendo las sabanas con trazos de arrebatos. Hemos pintado un cuadro de tus ojos, tan perfectos, tan llenos de mí, miremos al mismo lugar, lo vamos a colgar.


domingo, 4 de mayo de 2014

2:21

Con la angustia de saberte en la distancia, el cansancio posa en mis ojos, entra en la carrera lenta de huir de los recuerdos oxidados que rasgan la memoria con todas las noches sin retorno que han pasado.

2:21 am y la fuerza de la mente no te deja, te va persiguiendo en su trance, con su pesadez envolvente que se pone a punto de pesadillas. Te sabe sola y espera la llegada de unas ganas muertas, muertas porque el cansancio gana y te conviertes en sueños por las noches y pesadillas cada mañana, con distancia y sin ellas. Tus recuerdos como manías, como delirios de un perdedor, a la sombra de las lágrimas, de las almas rotas, de escritos y notas en mil noches ya. A la sombra de la luna (otra vez) la historia se repite, se ve venir, no importa si los ojos están cerrados, los he de abrir.



miércoles, 30 de abril de 2014

El diván

No se cuenta como fruto prohibido si la fruta está madura y quiere caer del árbol.

Pues su  tiempo ha llegado, o solo han llegado las manos. Ésas que le hacen calentar el cuerpo, cual caricias de un amante empedernido, las que le rodean la cintura  y le miran con osadía, sabiendo que está prohibido. Haciéndole respirar su aliento mientras la fuerza de su sexo le golpetea con fuerza en la madera del diván, y no la puede besar, solo le muerde la boca, sabe que no la va a soltar, porque la tarde aún está azul. Afuera los árboles se llenan de humedad y las ardillas se escurren en ellos, como se le escurren las uñas en el sudor de su espalda mientras se llenan de estrellas y libertad los sentires. Y sé que eres tú la víctima de éste amante, que el deseo te aniquila, te gana todas las partidas, eres presa de mis redes, de mis sonrisas; te caliento la mirada así la nieve de ti se apodere. Eres tú, tú y tú, que por algo estás aquí,  porque te doy todo y no te vas, porque me dejas ser tu amante fugaz cuando en los sueños construimos un paraíso de letras, donde vivimos al compás de las rimas sin fulgor, modo tosco, sencillez, porque no se necesita nada más. Ni en esta vida, ni en la pasada, ni en ninguna en la que estés.

Lo azul se torna gris, es hora de partir. Esa misma noche, en cada lecho diferente, ambos recuerdan lo que sucedió en el diván. Pero solo es fruta que ha caído de un árbol torcido.


domingo, 23 de marzo de 2014

El ladrón del Oasis

El camino es vasto y sus ojos se llenan de inmensidad...

Las mieles de sus ojos se incrustan como navajas en el sendero verdoso y colmado de humedad, mientras ansía los encuentros de unos rizos negros, tan satinados, tan pletóricos de frescura, de brumas de mar, muy fría, más caliente. Mientras la noche lo acompaña, va sin dudas al lugar.

En el paisaje vacío arenoso del desierto, recuerda como aviva el viento, su voz y su cabello. Al llegar, se encuentra con la ausencia en medio de los árboles y su mente  se comprende como víctima de un hurto, el paisaje empieza a cobrar un peso muy amargo, tan vacío,  lleno de nada y la nada le pesa en las manos. De rodillas en la orilla, mira y siente, con sus ojos y su alma rasgada.

Le lastima la pesadez del ambiente turbio, atrapado en un tiempo que se detuvo cuando las hojas del oasis fueron quemadas en la hoguera por un pirata, quien navegando en el agua pura de un desierto, pudo conseguir en él,  tesoro en forma de ojos negros y piel brillante, más diamantes que en mil islas desiertas llenas de mapas enterrados.  Que en la pronunciación de sus labios acanelados, halló más piedras preciosas que en el mismísimo dorado y las pecas de su nariz recta, significaron más estrellas que Atacama. Y maldijo por siempre a aquel pirata, a aquél ladrón.

El cansancio le domina, la búsqueda sin tregua se vuelve pesada en sus hombros, y se deja dormir ante la luna, donde mora siempre el ladrón del oasis.

Tabernas, Ejpaña.

viernes, 7 de marzo de 2014

Natura y tú

A veces, somos nosotros, a veces no nos gusta y somos otros.

Vivimos de algo más, nos convertimos en alguien irreal, mudamos de piel... y ésta con cada primavera se desconcha, va oscureciendo con las experiencias mientras va transcurriendo la vida. Cada lluvia escenifica el momento perfecto para el cambio de las capas en el cuerpo, donde la negrura del alma se diluye en la pureza del agua que baja del cielo. 

El aroma reverdecido del los arboles es la aroma carbónica de tus latidos, que saben correr cuando mis manos tibias cercan las tuyas con recelos y pasión, aclarando en cada punzada de fuerza mi debilidad por ti, mi frenesí, mi amor.


Y sin temores expreso mis sentires, a puño y letra, con mi imaginación llena de victorias, con millones de historias, todas impregnadas de ti.

Gran Sabana, Bolívar. VENEZUELA.

jueves, 6 de febrero de 2014

Primer amor

Es como un retrato, que no se va; no se acaba... Pero envejece.

Se deshila al caer el alba, pero no cualquier alba, sino, el de un día especial, como el de la muerte. Digno, sin miedo...cruel pero aceptable. No hablo de otra cosa que es ese terror en el alma, un alma que ya no se desangra, solo se seca, y con ella, se aviva  la tristeza gris en sus ojos...

Un mes atrás rodaban las lágrimas en sus mejillas y surcaban en sus arrugas, pero se ha acentuado la resignación, como una vieja enemiga, a quien nunca pudo vencer a pesar de las interminables luchas.


A pesar de la experiencia y la tenencia de fortaleza, ahora, solo su entrega a la muerte le concede dicha, se hace tarde, más de prisa... ya se va a donde su amor, donde acaba la primavera, siente frío, siente que la toca, se reconocen, su mujer de siempre, suprimer amor

Eternidad, hijosdeputa, ETERNIDAD.

lunes, 3 de febrero de 2014

A la cama, de espaldas

La suave forma de su cuerpo se pasea ante el viento mientras su cabello vuela  y le reta indiferente, imperial. Puedo ver en intermitencia unos rayos de sol en su suavidad frondosa, derramándose en el paraíso, el de la marca, siempre suave, aquella espalda suya. Las pecas que moran en ese lugar, llaman a sumirse en la locura, todo en medio de la oscuridad, en un sueño desenfrenado de humedad… al amanecer son estrellas que iluminan el cielo blanquecino de mi cama, solo queda invitarlas a pasear en la oscuridad de mi alma, mientras con mis manos entorpecidas de nervios, derramo fresas y saliva, nunca olvidando el papel que juego en esta aventura.

Mi afición es el control de sus caderas, “entrégate sin guerras y  con sumisión, intercambiemos los papeles. Enloquezcamos de pasión”. Amantes enfermos, protestantes del pudor.


 Ante el miedo de un escape, cierro las ventanas, con temor. Pero me armo de valor con las esposas de terciopelo, no quiero hacerte daño, no de ese modo, no en ese lugar. Aún no… Aunque no puedas verme, sé que eres fanática de este juego, donde el silencio pone las reglas y los mordiscos en el cuello representan la forma de rendición. ¡Vamos! A la cama, de espaldas… finge para mí, con intención. 


martes, 28 de enero de 2014

Desnudero

Estaban todos tocándose, ansiosos por carne nueva,  impacientes de quemar entrañas y  sentir dolor, disfrutar del  placer de aquél festín de sudor y cuerpos desnudos, con sus malas mañas,  con ganas del sexo hacer patrañas...  La carne estaba lista, cena servida, genitales mojados, expectativa abultada como senos erectos y a la vez presos de las manos de un extraño que penetra duramente solo con la mirada....

Coger hasta tal punto; que el éxtasis les invada. De ellos para ellos, también para los otros, acabar en el metro  o recostada en la cama, en el escritorio o en la farmacia; junto a los condones, junto a la chica de la falda.


Y mientras la imagen posa en la pantalla, el semen se derrama, ellas también acaban, la excitación se les mete como fuego, en ese hueco suyo, siempre tan secreto, en ese desnudero


jueves, 23 de enero de 2014

Documental: Apocalípsis: La Segunda Guerra Mundial

Dos capítulos de casi 50 minutos sobre la Segunda Guerra Mundial; el Ascenso de Hitler, la amenaza y El Fuhrer... Un documental para aprender, estudiar y echarle un vistazo a la historia. Desde la niñez del propio Adolf Hitler hasta su ascenso como líder del partido Nazi.

La guerra: el lado más asqueroso que tenemos los hombres y todo lo que la ha provocado; mezquindad, egoísmo, exclusión, fanatismo...El tema nazi ha sido por mucho tiempo una de mis más grandes curiosidades, esa forma que tuvimos de convertirnos en mierda, por dos veces en la historia (incluso muchas más)... películas, series, libros, noticias, documentales, tanto, y aún no termina uno de encajar en su estructura cognitiva tanta crueldad entre humanos. ¿Lo peor? Aún sucede, está ahí, frente a nosotros; aún seguimos matándonos por petróleo, agua, "riquezas"... La guerra.

"...habrá más, te lo aseguro..." se refería sobre la guerra, el personaje de Aquiles a Patroclo en la película Troya (2004).

Éste post es solo para recomendarles los documentales, si pueden hacer lo propio con alguna cosa sobre el tema, me avisan, recopilo un poco de información, por simple curiosidad. Ah y por cierto, National Geographic haciendo documentales es arepa con queso e' mano #amor. 










martes, 21 de enero de 2014

Te recorro

Al leerte, siento que te recorro…

Voy como los poros en tu piel, tan adentro, siendo parte de las ideas, a pesar de las distancias. Deambulo en tu cabeza y taconeo muy fuerte aunque no me veas. Recorro tus poemas,  me paseo por tus letras; consonantes como tú, conjugables por doquier, vocales como yo, cerrado y ser sin ser, así se forman tus palabras, que se unen con simpleza y una peculiaridad de flor. Me va pudiendo la sutileza que con tenacidad  voy creyendo en tu brillantez, en tu intelectualidad, se convierten en los puntos débiles de mi personalidad.

Recorro cada pieza como lo haría con tu espalda, la he aprendido a sentir y sé que lleva una marca, vuelve una vez más, el olor y la suavidad que voy sintiendo cuando en mis sueños muero preso de deseo, me envenena un elixir de feminidad. La delicadeza de tu esbeltez, se casa con la timidez de mis manos. Con miedos y sin reproches, me lo quedo en un escrito, como en tantas cosas, como si fuera un mito.



Y me sigo perdiendo, dentro de tu abismo, solo escribe más, voy paso a paso, como tu espalda y tus letras, construyo un puente con mi verdad.


sábado, 18 de enero de 2014

Vaina de motolitos

Que era suave la tela y delicada al tacto, por la forma como se ceñía a su esbeltez, ya lo sabía. Ese trío de botones centinelas que me impedían perderme en la locura.

Preso de la sangre caliente y con la entrepierna dura, mis ojos no podían despegarse de semejante actitud que iban tomando sus labios. Tan poquito de sus blancos dientes que me dejaban ver, par de carnosos rojos…, besarles en un atardecer. Por una sonrisa me moría y más de prisa sin camisa la quería. Arrebatarle los botones y posar ahí, en el desierto de sus senos erectos, que son víctimas del frío.


Mientras yo los anhelo tras cinco metros sin que ella se percate, está leyendo un libro y en un descuido tira su agua, el mesonero va al rescate, yo finjo no mirarle, mientras escribo este párrafo, con calentura y poca arte. Ella se levanta, toma el libro, media vuelta y deja que la brisa la abrace. Sabe que se le ha subido el vestido, y yo solo, me pongo a mirar  a otra parte. 


jueves, 16 de enero de 2014

El pintor

Sentía el frescor de la pintura que se fusionaba con el lienzo, el olor de crayola húmeda podía embriagarle, excitarle… agitaba sin parar su mano izquierda que torneaba la sutil técnica que no se aprenden en institutos o escuelas de arte. Su talento como pintor, se lo había donado la naturaleza en un humilde acto.

La mezcla de colores atisbados en el caballete solo podían acelerarle el corazón de forma sublime, era simple: amaba pintar. No daba para lujos, para excentricidades ni para mucho, pero el disfrute bien él sabía, no cabía en precios. Como el amor. Como el amor que sentía por la mujer de la capital; Regina. De por quien se había sumergido en una locura insaciable, pese a las distancias, la cultura, pese a su propio padre. La adoraba con el ser. Sin embargo, su corazón se desgastaba aceleradamente cuando una nueva batalla con el padre de ella se avecinaba. Le desgarraba el alma.

El pintor sabía que era un don Nadie, pero podía hacerla feliz, porque la amaba. Pese a su propio malhumor, a sus modos toscos, a sus despistadas maneras, a sus vicios tontos. Pero ella, ésta mujer, Regina se le metía en la piel, en la mente, en la boca, en las vísceras, en los ojos, en las ropas rotas, en el sexo, en su cama sin patas. Sobretodo ahí, con sus caderas estremecidas y su pubis insaciable, mojado, demoníaco.

Se hicieron suyos hasta la infinidad, la chica iba cada tarde a su taller. Le acababa en la cara, en las tetas, como puta, como princesa; con flores, sin rudeza. Iba cada dos días, cada tres, luego los fines de semanas, una vez al mes y no fue más. Él siguió pintando, sin ella, sin musa, ni doncella. Y no la espera, pero ella vuelve y le ruega, así está en el presente. Con las dudas, si la acepta… hay muchas ganas de cama, de restregarle lo que siente. Sus triunfos, su buena vida, la felicidad creciente y que ella sola se percate de su estampa de estrella fugaz, siempre incipiente.


Regina ya ha perdido, saludos al pintor, mi lector por siempre. 

Barranquilla, Colombiajueputa. 

viernes, 10 de enero de 2014

Con estrellas

La melodía de papel que entre sus dedos resonaba, de un modo silencioso cuando las estrellas brillaban; justo en medio de la noche, la naturaleza la hechizaba. 
Sus pasos al jardín, se llenaban de miradas, en un cielo oscuro se encontraba, tan imperfecta y abrazada a la música tenue que por casualidad atinaba a emular con calidad, sin gestos y sin faltas.
Desnuda en el jardín, se encontraba Mariana, arrodillada ante la luna, completamente enamorada.


Para ti, poeta, con cariño.

Observatorio de Atacama, Chile.

El macho

Con fascinación le arranqué la piel, estaba sudada y fría. Como margaritas mojadas en un invierno asesino. Margarita como su nombre. Asesino como yo. Me perdí entre la sangre dulce de las pieles, la de sus brazos... Mis favoritas. Colocaba gota a gota un poco de esa roja en mi café, por las mañanas. Anudaba mi corbata y así me iba, sin pensar.


Eso mismo, hasta las cinco. Llegaba a casa y  su carne blanca me acompañaba para cenar. Sus ojos tan congelados yo los miraba al masticar. Por las noches antes de rezar, tomaba su labial y me pintaba la boca, siempre me dormía con sus tacones puestos. Sus tacones de bailar; mis tacones para soñar. 


Translate