jueves, 5 de diciembre de 2013

Sin título

“…que sea entre árboles, poca luz y si se puede: que en el camino fallen todas… que nos dirijamos a un callejón, una calle fría y exista la necesidad de pasar por un charco lleno de ranas, que solo salga una cuarta parte de la luna, mientras empieza a temblar y el ritmo cardíaco se nos acelera. Sentémonos en medio de un parque, con libélulas, con mucho viento, que las piedras caigan de los nidos de pájaros. Conversemos en el parque, de espaldas contra el pasto, sin punto de retorno.

Nos tomaremos de la mano y de tanto escucharnos, se cancelarán los besos. Luego me dirás que quieres irte, trataremos de buscar la salida, retomaremos nuestros pasos, pero llegamos al extremo del parque y no volvemos a sentirnos…” 

1 comentario:

Translate