martes, 26 de noviembre de 2013

El té de Mariana

Un pitido al fondo tan lejano, le hizo abrir los ojos… -ese olor-. Se le antojó de repente. El corazón se le aceleró al sentir aquella cosa en la cara, ¿qué era aquello que se le había metido en la mejilla derecha? “Cita con Guill a las 14:00” –joder- se arrancó la nota pegatina de la cara. Aún llevaba los jeans desgastados y la sudadera con el nombre de la universidad. “¡El té!” gritó para sus adentros... se descalzó la única vans que llevaba, “joder, joder, joder” y corrió a la cocina. No llegó. No tan rápido. Otra vez esa cosa en la mejilla, ésta vez la izquierda. La baldosa fría le propinaba un golpazo tremendo. “Mierda”. Se puso de rodillas, el ruido de la tetera la estaba matando.

Recogió la pila de libros amontonados en el pasillo, y los zumbó hacía un cuarto oscuro que tenía un cartel de disaster. Por fin iría a por su té. ¡Mejilla al suelo! Se heló, “he recogido todos los putos libros”. Sintió una fuerza bruta sobre sí. Los brazos se le giraron solos con una fuerte presión, sus ojos color miel quedaron fijos, petrificados. No podía reconocer a aquél detrás de esa horrible máscara de algún liderzuelo norteamericano con grotesca sonrisa. Un hombre sin duda, con la fuerza de un gorila. El pesado espécimen le sujetó ambas manos con su muñeca izquierda, llevándose la mano libre a la boca y haciendo el gesto de silencio. “Maldición”. Ni siquiera pudo gritar, las palabras se le arremolinaron en la lengua y un rígido frío se adueñó de su quijada. Las manos del intruso se apoderaron de la garganta de Mariana, el ruido de la tetera se hacía insostenible y fue lo último que escuchó. -“¡Buh!” se despertó de la horrenda pesadilla y vio a Guill junto a su cama “Si serás, pendejo”. –“Te estabas moviendo mucho, por eso te he despertao’”, ¿pesadillas?


Mariana no daba crédito a sus ojos, ahí en su habitación, alcanzaba a ver el filo brillante de un hacha justo detrás de la cabeza de Guill. Esperó que fuese una pesadilla, mientras la sangre de su amigo le salpicaba en el rostro. 

1 comentario:

Translate