miércoles, 16 de octubre de 2013

Ven (que yo podría)

Puedo dirigir los océanos, conceder deseos, quebrar todas las armas del planeta, rayar en todos los diarios, poner mi foto en cada portada. Podría curar el cáncer y ser inmortal. Robarle la grandeza a la poesía y ser yo en ella, desaparecer la hambruna  pero si yo no estoy bien contigo, no estoy bien con nada.

Solo seré un pedazo de humo que se desvanece en un sótano cuando está pasando una tormenta. Así de frágil y así de poca. Tan poca. Tan rota. Porque la oscura soledad que me dejaste no se acaba ni con el mismísimo olor de tu almohada. Suponiendo de la manera más crédula que un día vuelvas y mi cara vuelva a tener tan excelso placer.
Porque cuando un lazo así tan bien hecho se rompe, ya nada lo construye, solo la relación muta.  Ven pues ¿o es que acaso no sabes que las mutaciones a pesar de ser tardías suelen traer mejores cosas? 


Te llevo en todas las personas que soy, te siento de diferente forma en cada día, estás descuartizada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate