miércoles, 16 de octubre de 2013

Un pedazo de idea triste.

Esa sonrisa se la llevaron.

No volvió más, no brilló.
Se apagó, hubo tristeza.
Las lágrimas mojaron el lugar donde se hallaba aquella sonrisa.
Ya no estaba.
La historia no se contaba.
No contagiaba.

Y así fue, por siempre en  su vida, por siempre en su alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate