miércoles, 16 de octubre de 2013

Nubes negras

Las nubes se tornaron negras la mañana que regresaste, qué cosa tan impensable si yo creía que sería feliz.

La fina barrera de mundos que se interponen entre nuestras realidades llegó a agrandarse. Ya no era feliz contigo. Y tú tampoco lo eras, ni conmigo, ni sin mí. Nos convertimos en ese vicio, en más que cáncer, tan comunes, en algo más. Con rutinas despedazadas, carcomidas por parásitos que ansiaban un final, la fiesta le llegó a ellos, que yo veía sonreír al caminar.


No había vida, no había más. Era el momento de nuestra boda, que desdicha, fatal final. 

(Para EAD, motivo de inspiración.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate